domingo, 8 de mayo de 2011

El Funcionalismo - Origen

André Martinet
El funcionalismo abrió el camino de la antropología científica, que considera el estudio de una lengua  como la investigación de las funciones desempeñadas por los elementos, las clases y los mecanismos que intervienen en ella; consecuentemente con esta importancia de la función, el funcionalismo entiende que el estudio de un estado de lengua, independientemente de toda reflexión histórica, tiene valor explicativo y no solo descriptivo, por ello, su propósito no es presentar modelos, sino encontrar explicaciones. Puede decirse que los estudios funcionales son un examen de la competencia comunicativa, o sea, de la capacidad de los individuos para codificar y decodificar los mensajes. El funcionalismo se apoya en la idea de que el papel de la lengua como instrumento de comunicación es esencial.
La corriente funcionalista se identifica con la Escuela de Praga, que se considera a sí misma, ligada al estructuralismo de Saussure, aun cuando revisará algunos de sus enfoques como la división estricta entre la lingüística sincrónica y diacrónica. Los seguidores de esta línea, afirman que la estructura fonológica, gramatical y semántica de las lenguas está determinada por las funciones que deben cumplir en las sociedades que operan.
El funcionalismo no se caracteriza por una unidad doctrinal; constituye mas bien una corriente de pensamiento lingüístico cuyos representantes se reconocen en algunos principios de base, sin embargo, el lingüista que hizo la síntesis teórica mas completa y el que se convirtió en jefe de la corriente funcionalista fue  el lingüista francés André Martinet , Se inició en la lingüística con las obras de Otto Jespersen y el Círculo de Copenhague y en París fue alumno de Meillet Entre 1932 y 1938 aprende la teoría fonológica del Círculo de Praga. Enseñó en la universidad de Columbia, donde fue nombrado director del departamento de lingüística (1947-1955) y llegó a ser director de la revista Word. Allí asimiló la escuela conductista norteamericana de Leonard Bloomfield.Fue presidente de la Sociedad Europea de Lingüística (1966-1999) y fundó la Sociedad de Lingüística Funcional y la revista La Linguistique.
Influido por el Círculo de Praga, fundó la aproximación funcionalista a la sintaxis (Langue et Fonction, 1962). Es autor de una veintena de obras importantes en lingüística diacrónica (la ya citada Économie des changements phonétiques, 1955) y en Lingüística general. Su obra más conocida, Éléments de linguistique générale (1960) ha sido traducida a 17 lenguas y ha influido a toda una generación de lingüistas franceses, Ha dejado una autobiografía intelectual: Mémoires d'un linguiste, vivre les langues (1993).
El pionero iniciador de la tendencia funcionalista en Latinoamérica fue Gustavo Mendoza, quien adquirió sus conocimientos en el instituto humano-tecnológico Humboldt.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada